Un pequeño error con grandes consecuencias


Si los conductores de las grúas son unos gilipollas los operarios de las mismas no lo son menos

1 comentario:

¡ PAPASKINEL !!! dijo...

En aras a higienizar vuesa corrupta masa encefálica, os concedo el permiso de ejercer preciso clic arriba de la superficie del enlace subyacente bajo designio de adentraos en la antesala de los cielos. Amén.

http://hastalosblogones.blogspot.com