Ancla va


Sobra decir lo gilipollas que resulta la situación

1 comentario:

La aspirante dijo...

Vengo a explicarte el chiste de Oviedo. El chiste dice así:

Un maestro a su alumno:
- A ver, ¿cómo se llaman los habitantes de Oviedo?
- ¿Todos?

La gracia está en que los habitantes de Oviedo tienen un nombre... digamos curioso (ovetenses), y se supone que los alumnos deben saberlo. Pero el alumno, además de ignorante, es un poco corto de miras, y cree que le pregunta por el nombre de todos los habitantes (algo tipo: Antonio Martínez, Pepe García, etc.).

Un placer.